Reflexiones, notas y recursos sobre el idioma español. Análisis del discurso. Corrección. Edición. Etimología. Lectura y escritura. Lingüística. Lunfardo. Neologismos. Publicación digital. Spanglish. Traducción. Variedades de español.

Redundancias

A pesar del hecho de que…: diga “aunque”; cortito y al pie.

Actualmente en curso/vigente/en vigor:¿calco del inglés currently?

Aprobar satisfactoriamente (un examen): si el examen está aprobado, es porque el resultado ha sido satisfactorio.

Aterido/entumecido de frío y tiritar de frío

Caminar a pie: resulta difícil caminar de otra manera.

Como por ejemplo: se puede utilizar una u otra expresión, pero no ambas dos.

Completamente gratis: hay adjetivos que son absolutos, es decir, no aceptan gradación. De modo análogo: complemtamente agotado, completamente atiborrado, completamente calcinado, completamente repleto, etcétera. Creo que acá la redundancia se da por calco del inglés, que abusa de completely/absolutely.

Conocerse por primera vez

Convivir juntos

Descuido involuntario

Tres idiomas/cuatro especies/cinco países, etc. distintos: se trata de entidades distintas por naturaleza.

Divisas extranjeras:

4. f. Moneda extranjera referida a la unidad del país de que se trata. U. m. en pl. (DRAE)

Erradicar de raiz: pues, erradicar significa quitar de raiz.

Estrenar por primera vez

Evolucionar/recuperarse satisfactoriamente (o, peor aún, exitosamente): otro calco, del inglés develops successfully.

Experienica previa: presumo que es un calco de previous experience. De manera análoga, predecente previo y antedecente previo.

Expertos cualificados: calco de qualified experts. Si no son cualificados, no son expertos.

Factible de hacer: factible significa “que se puede hacer”.

Funcionario/erario público: todos los funcionarios/erarios son públicos, es decir, pertenecen al Estado.

Hace (dos meses) atrás: Se trata de una redundancia porque “hace” y “atrás” expresan la misma idea. En mi opinión personal, el uso de “atrás” en expresiones de tiempo es un calco del inglés; prefiero la forma “hace + período de tiempo“.

Importanciones extranjeras

Interactúan mutuamente entre sí: re-redundancia.

Juegos lúdicos: el adjetivo lúdico significa “perteneciente o relativo al juego”.

Lapso de tiempo

Metros cuadrados de superficie: ¿hay otra manera de expresar la superficie que no sea en una medida al cuadrado?

Normas estándar

Optimizar al máximo: de óptimo, que es un superlativo.

Peluca postiza

Pero sin embargo: uno u otro; ambos, no.

Planes futuros: ¡Quién pudiera volver el tiempo atrás!

Prensa escrita

Prever de antemano/por adelantado: otra vez, cómo nos gusta jugar con el tiempo.

Recuerdos del pasado: excepto que lo diga Marty McFly.

Requisito indispensable: si no es indispensable, no es requisito. Sin embargo, es posible que el adjetivo se utilice como pleonasmo, para enfatizar.

Resultados obtenidos: abunda en los textos académicos.

Sorpresa inesperada: también en inglés, unexpected surprise.

Unanimidad total o de todos:

Utopía irrealizable: la idea de irrealizable está implícita en el significado de utopía.

experiencia previa

 

anegadas de agua

 

caminaron a pie

 

Cada país tiene su propio sistema educativo y a veces resulta difícil encontrar equivalencias entre ellos, más aún si se trata de traducir títulos o certificaciones entre dos lenguas, como el español y el inglés.

Aquí expongo algunos errores frecuentes en la traducción de conceptos relacionados con la educación universitaria y, a continuación, algunas equivalencias entre títulos. Insisto, se deberá tener en cuenta para qué país se traduce o, en el caso de traducir para un ámbito más amplio, los equivalentes de mayor aceptación en la cultura de la lengua de llegada.

Algunos falsos cognados muy frecuentes son: college, facultycareer, alumni y bachelor’s degree:

college: colegio

faculty: facultad

career: carrera

alumni (US): alumnos

bachelor’s degree: bachillerato

En inglés de Estados Unidos y del Reino Unido, college es una institución de educación post-secundaria. En el caso de Estados Unidos, se refiere principalmente a la educación universitaria; de hecho, college y university suelen utilizarse de manera indistinta. Algunas universidades de Estados Unidos utilizan la denominación college para referirse a sus carreras de grado y university para las de posgrado (p. ej. Harvard college no es ni más ni menos que la Universidad de Harvard cuando se habla de carreras de grado). College’s degree es un título universitario. Para seguir complicando el asunto… en inglés estadounidense coloquial, se suele utilizar school para hacer referencia a los estudios universitarios.

La diferencia es que los colleges solo ofrecen carreras de grado mientras que las universities también ofrecen carreras de posgrado.

What’s the difference between a college and a university?

 Colleges offer only undergraduate degrees while universities offer graduate degrees as well, but the terms are often used interchangeably. Fuente: https://educationusa.state.gov/frequently-asked-questions-faqs

En los países de habla hispana, colegio es una institución de educación secundaria. La única excepción que conozco es El Colegio de México, institución que ofrece carreras de grado y de posgrado.

Entonces, ¿cómo traducir college al español? Lo más probable es que se trate de una universidad. Otras opciones son:  instituto terciario o de educación terciaria, escuela de estudios superiores, escuela superior (téngase en cuenta que en estos casos “escuela” no se refiere a educación secundaria, por ejemplo Escuela Superior de Sanidad, dependiente de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral, Argentina).

Además, college también puede hacer referencia las distintas unidades académicas que conforman una universidad, es decir, las facultades.

Faculty es el cuerpo docente de una facultad o universidad.

Career es la trayectoria profesional. En educación universitaria o terciaria, carrera se traduce como course of study.

En Estados Unidos, alumni no se refiere a los alumnos, sino a los egresados.

Bachelor’s degree es un título de grado universitario, es decir, el que se obtiene en carreras de cuatro años de estudio. En la mayoría de los países de habla hispana, bachillerato se refiere a la educación secundaria. La única excepción parcial que conozco es el bachillerato de Chile, un programa de formación universitaria de dos años. Y digo parcial porque en este caso el equivalente más cercano en inglés sería associate degree.

Agrego otro false friend: professor no es un profesor de escuelas primarias o secundarias, que en inglés es teacher, sino profesor universitario o  catedrático (del griego kathédra, que significa asiento, silla; de ahí también que seat sea una cátedra universitaria).

La expresión inglesa undergraduate studies/students suele dar lugar a confusión, aunque no hay motivo para ello: se trata de los estudios/estudiantes de grado. Por su parte, graduate students son los estudiantes de posgrado. En este caso, la confusión se genera porque el inglés piensa a quienes estudian un máster o doctorado como graduados de una carrera, mientras el español los piensa como estudiantes de posgrado.

Si hay algo que me da urticaria en la traducción de certificaciones de estudio, eso es ver “título asociado”, “grado asociado” en español. Aparece con frecuencia en las traducciones al español porque es un calco del associate degree del inglés estadounidense. Como no hay un equivalente exacto en español, algunos traductores evitan el trabajo de investigar cuál sería un equivalente adecuado. Associate degree es el título o certificación que se obtiene tras un programa de estudios superiores de dos años. Podría traducirse, según el contexto, como tecnicatura, título intermedio, título de grado de dos años de duración, diplomatura, ciclo formativo de grado superior, etcétera.

Last but not least, no apliquen para entrar en una universidad ni apliquen para una beca. Mejor, soliciten o tramiten.

Sin dudas, queda mucho en el tintero sobre este tema.

 

Si quieren leer sobre las diferencias de los sistemas universitarios en Estados Unidos y el Reino Unido:

Sistemas universitarios en Europa y EE.UU., Pello Salaburu (dir.), 256 pp.

Exitoso y exitosamente son dos palabras que han ido ampliando su presencia en la lengua española. ¿Por qué? La razón está en el ámbito lingüístico, en la influencia de las traducciones del inglés. El adjetivo inglés successful y el adjetivo español exitoso no son equivalentes exactos en todos los contextos. Las diferencias son aún mayores cuando se trata de los adverbios successfully y exitosamente. Cuando no hay coincidencia de sentidos entre successful/successfully y exitoso/exitosamente, estamos ante un anglicismo o calco, si prefiere.

Veamos las definiciones de la RAE:

  • Exitoso: que tiene éxito popular.

exito-RAE

 

 

 

 

 

Tanto successful como exitoso se refieren a lograr objetivos, alcanzar las metas. El español tiene una rica variedad de palabras (como los adjetivos eficaz, eficiente, efectivo, logrado, satisfactorio, etc.) y expresiones para expresar esa idea. A veces ni siquiera necesita ser traducido, como en “successful completion” que en muchos casos puede traducirse como finalización o conclusión, así sin más:

Within the context of ISCED, an educational qualification is the official confirmation, usually in the form of a document certifying the successful completion of an education programme or a stage of a programme.

En el contexto de la CINE, el término “certificación” representa una confirmación oficial de la conclusión de un programa educativo o de una etapa de este. Generalmente, esta confirmación se oficializa mediante un documento.

Fuente: ISCED 2011 / CINE 2011, UNESCO

Para buscar equivalentes entre ambas lenguas, es recomendable revisar textos bilingües de fuentes confiables. Una de ellas es la base terminológica de la Unión Europea. Algunos de los ejemplos que doy a continuación están tomados de allí.

Exitoso siempre tiene una connotación positiva, cosa que no sucede con successful y successfully en inglés. Pensemos, por ejemplo, en successful attack o successful suicide. Cualquiera advertiría que hay algo que no suena bien en ataque exitoso o suicidio exitoso. Además, cuando el adjetivo exitoso se aplica a una persona, se convocan sentidos asociados con la popularidad, el reconocimiento popular, la fama; sentidos que no siempre están presentes en el adjetivo inglés successful.

El sentido depende del contexto. El adjetivo successful puede tener varias traducciones al español de acuerdo con el contexto. Por ejemplo, en frases como “successful strategies”, “successful communication”, “sucessful negotiating” o “successful implementation” considero que lo más apropiado sería traducir como “estrategias eficaces”, “comunicación eficaz“, “negociación eficaz” y “ejecución eficaz”.

De modo similar, “successful criteria/strategies” son criterios o estrategias que funciona, que dan resultado o de buenos resultados. También en el ámbito de la gestión empresarial, “successful practices” son prácticas eficaces, como en Successful Tax Practices: Prácticas Tributarias Eficaces. La frase “This practice has proven to be successful and should not be modified” ha sido traducida por los traductores de UNESCO como “No debe modificarse esta práctica, pues ha dado muy buenos resultados“. Fuente en inglés y en español.

“A successful candidate or bidder” no siempre es un candidato exitoso, en algunos contextos puede referirse al candidato/postulante elegido, seleccionado, ganador o al adjudicatario de, por ejemplo, una beca.

“A successful liar” no es un *mentiroso exitoso, sino un mentiroso convincente o simplemente alguien que miente bien.

Los mensajes que aparecen en pantalla cuando realizamos una transacción en línea son otro ejemplo de este anglicismo tan pegajozo: “el pago se realizó exitosamente”, “transacción exitosa”, “operación exitosa”  (por no mencionar la “operación declinada”, que no es tema de esta entrada). Más fácil, menos rebuscado y adecuado en español es el simple “la operación ha sido realizada”.

Cuando hablamos de “successful adherence to a standard/medical treatment/diet/protocol”, nos referimos a cumplir/seguir/respetar correctamente/cabalmente un(a) norma/tratamiento/dieta/protocolo. Usos de “adherencia exitosa” con este sentido abundan en los textos mal escritos o mal traducidos.

adherencia exitosa

“Envejecer con éxito” me hace pensar en un octagenario rodeado de mujeres jóvenes y hermosas, junto a un Lamborghini, con un billete de lotería en mano y fotografiado por la prensa. Los 22 400 resultados de Google para “envejecimiento exitoso” y los más de 7 000 para “envejecimiento con éxito” me dan risa (y pena por el arte y oficio del traductor). La madre inglesa de esta hilarante frase es “successful aging”.

Como recomienda Fernando Navarro en su Minidiccionaro crítico de dudas, en español es preferible hablar de “envejecimiento con salud”, “envejecimiento de calidad” o “envejecimiento con calidad de vida”.

“A successful claim” puede referirse a un(a) reclamo/solicitud/demanda eficaz si consideramos el proceso de elaboración, pero si nos referimos al resultado, se trata de un(a) reclamo/solicitud/demanda aprobada o aceptada. Ver este enlace. “Succesfully submitted proposals” son propuestas que han recibido una respuesta favorable.

La traducción del adverbio successfully no está limitada a exitosamente, que, además, no siempre es su equivalente en español. Es decir, un adverbio no siempre es la mejor manera de traducir otro adverbio. Por ejemplo, la frase “I have successfully contacted Mr. Z” se puede traducir como “He logrado comunicarme con el Sr. Z” (contactar es otro anglicismo que nos ha invadido); el colmo de una traducción literal sería *Me he contactado exitosamente con el Sr. Z.

Satisfactoriamente o, mejor aún, de manera satisfactoria suelen ser equivalentes adecuados para traducir successfully. Recuerdo que en la escuela primaria el esquema de calificaciones del rendimiento académico era: Muy satisfactorio, Satisfactorio, Poco satisfactorio. Fue en la década del 80. ¡Los alumnos nunca alcanzábamos un rendimiento exitoso! Si hoy lo pueden hacer, se debe a una traducción poco satisfactoria…

Además, y creo que en esto reside el principal punto de diferencia, los términos exitoso y exitosamente implican resultado, fin o terminación de un proceso. Por su parte, los términos del inglés pueden hacer referencia a un resultado, fin o terminación, pero también al desarrollo de un proceso, algo que no está acabado ni consumado. Por ese motivo, es frecuente encontrar el adverbio successfully asociado con tiempos verbales que dan idea de continuidad, como el present perfect o el presente continuo. Si buscamos en internet las frases “has been developing successfully” o “is developing successfully”, veremos que hay miles de resultados, mientras que la búsqueda de “se desarrolla/n exitosamente” o “se están desarrollando exitosamente” arroja menos resultados y muchos de ellos corresponden a páginas de México o a textos traducidos del inglés.

Si consultamos el Corpus Diacrónico del Español (CORDE), que abarca hasta el año 1974, observaremos que solo hay tres registros  del adverbio exitosamente.

Al consultar el Corpus del Español Actual (CREA), que abarca desde 1975 hasta 2004, observaremos el aumento en la frecuencia de exitosamente en español: 297 casos, de los cuales la mayoría se encontraron en textos de Argentina, México y Venezuela.

exitosamente-CREA

Esto parece ser una evidencia prueba de que los hispanohablantes nos estamos volviendo muy exitosos por influencia del inglés.

¡Que tengas muchos éxitos! Gracias por leerme.

¿Vivir solo cuesta vida o Vivir sólo cuesta vida?

Es una de las frases más celebradas del rock argentino, forma parte de la letra de “Ropa sucia” de los Redonditos de Ricota. Para los seguidores de la banda, el sentido está claro. Pero resulta que al escribirla, la ausencia o presencia de la tilde marca una diferencia: el sentido se desdobla, se bifurca.

Vivir solo sin tilde

Vivir solo con tilde

El sentido que los Redondos, y sus seguidores, le dieron a la frase es inequívoco. Para corroborarlo, basta escuchar la canción: el Indio Solari hace una pausa entre el sujeto de la oración (vivir) y lo que se predica (sólo cuesta vida).

Por si se necesitan más pruebas, tenemos la declaración de la banda en una conferencia que concedieron (excepcional en esta banda de culto) en 1997. Allí el vocalista, al referirse a un hombre que la banda admiraba, dijo:

[…] tiene una actitud de vida que respeto muchísimo y que, de alguna manera, tiene que ver con algunos de los slogans de los Redondos, que es pensar que vivir cuesta vida, que no se puede vivir dentro de una sanguchera de vidrio, que la vida protegida entre algodones y no puesta a ninguna experiencia no es rica.

En 2011 la Ortografía de la Lengua Española estableció que solo, ya sea adverbio o adjetivo, no lleva tilde y que la tilde no es necesaria, aunque sí admisible, en casos de ambigüedad. La norma sumó detractores que, con razón, sostienen sostenemos que la tilde sí es necesaria para evitar la ambigüedad. Vaya como prueba que Vivir solo cuesta vida y Vivir sólo cuesta vida tienen sentidos diferentes. No se trata de vivir sin compañía, sino de que vivir solamente cuesta vida.

Y no puedo dejar de recordar otra hermosa canción argentina: “Honrar la vida” de Eladia Blázquez.

¡No! Permanecer y transcurrir
no es perdurar, no es existir
¡Ni honrar la vida!
Hay tantas maneras de no ser,
tanta conciencia sin saber
adormecida…
Merecer la vida no es callar y consentir,
tantas injusticias repetidas…
¡Es una virtud, es dignidad!
Y es la actitud de identidad ¡más definida!
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir…
¡Honrar la vida!

¡No! Permanecer y transcurrir
no siempre quiere sugerir
¡Honrar la vida!
Hay tanta pequeña vanidad,
en nuestra tonta humanidad
enceguecida.
Merecer la vida es erguirse vertical,
más allá del mal, de las caídas…
Es igual que darle a la verdad,
y a nuestra propia libertad
¡La bienvenida!…
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir…
¡Honrar la vida!

Buena vida para todos : )

La Facultad de Humanidad y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata ofrece un catálogo de libros para descargar gratis.

Aquí, algunos de ellos [hacer click en la imagen para descargar]

♦ Martínez, A. y Gagliardi, L. (coord.) (2014) Rutas de la lingüística en Argentina

Rutas de la

Indice
La ruta de la Gramática generativa. Una aproximación desde el trabajo desarrollado en la Facultad de Humanidades y Artes (UNR), por Nora Múgica.
La ruta de la Lingüística computacional. Su desarrollo en la Universidad Nacional de Rosario, por Zulema Solana.
La ruta de la Lingüística Indígena, por Ana Fernández Garay.
La ruta de la Lingüística Sistémico Funcional, por Ann Montemayor-Borsinger.
La ruta de la Lingüística aplicada a ELSE, por Adriana Boffi.
La ruta de la Sociolingüística, por Yolanda Hipperdinger.
La ruta de la Psicolingüística, por Adriana Silvestri
La ruta de la Etnopragmática, por Angelita Martínez .

♦ Cagnolati, B. (comp.) (2012) La Traductología. Miradas para comprender su complejidad

Traductologia-libro

Presentación, por Beatriz Cagnolati
¿Cómo definimos el concepto de traducción?, por Jovanka Vukovic.
Traductología: hacia el nacimiento de una “nueva” disciplina, por Beatriz Cagnolati.
Aproximaciones a la traducción desde una perspectiva lingüística, por María Luisa Fernández
Unidad de traducción, por Nelba Lema
El concepto de equivalencia, por Marina Menéndez
Significado, sentido y designación, por Ana María Gentile
Traducción y cultura, por Amalia Forte Mármol

♦ Basile, T. y Foffani, E. (comp.) (2014) Literaturas compartidas


Basile-Literaturas CompartidasIndice
Literaturas compartidas, por Teresa Basile y Enrique Foffani.
¿Por qué hay literatura y no más bien nada?, por Néstor García Canclini.
Sublimes tributos: la teoría y la crítica, por Fabricio Forastelli.
La dimensión poética de la subjetividad: un problema filosófico del siglo XX,  por Dardo Scavino.
Musigramas: el alcance y el valor de las inscripciones musicales
en la poética de Marcelo Cohen, por Miriam Chiani.
Julio Herrera y Reissig: modernismo, folclore y fronteras payadorescas, por Hebert Benítez Pezzolano
Adolfo Bioy Casares. Ciudades y experiencia: fotografía, literatura y cine, por Adriana Mancini
Películas de papel: cine y literatura en dos textos latinoamericanos de la década del veinte, por Miriam V. Gárate.

Para agendar.

discurso

XXI Congreso Internacional de la Sociedad Chilena de Lingüística (25-27 de noviembre de 2015) y Primer Simposio Internacional de la Cátedra Unesco-Chile “Leer y escribir en nuevos contextos académicos y profesionales” (24 de noviembre de 2015). UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TEMUCO, Chile (foto).  Resúmenes hasta el 31 de marzo de 2015. + info

XV JORNADAS Y II CONGRESO LATINOAMERICANO DE ENSEÑANZA DE LENGUAS EXTRANJERAS EN EL NIVEL SUPERIOR: “Lenguas y culturas: Desafíos actuales de la diversidad y de la integración” (Facultad de Lenguas, Universidad Nacional de Córdoba, 12 al 14 de Noviembre de 2015). Resúmenes hasta el 28 de febrero de 2015. + info

 sochil

Ver la entrada original

Muchos apellidos derivan de patronímicos (es decir, del nombre del padre), de oficios, de zonas geográficas o de características físicas.

Empecemos por los hijos de…

La desinencia -ez en español identifica la paternidad. Así, Rodríguez se originó para identificar a los hijos de Rodrigo; Fernández, a los de Fernando; Márquez, de Marco; Pérez, a los de Pedro; Martínez, a los de Martín; Méndez y Menéndez, de Mendo, etcétera.

En otros idiomas también existen apellidos que derivan de nombres propios y el prefijo o desinencia con los que se forman significa hijo de. Por ejemplo, los apellidos terminados en:

-ena en vasco (Loperena, Martirena, );

-son en inglés (Johnson, Jackson, Robinson, Davison, Stenvenson, Williamson, etc.);

-nes en danés (Andersen, Nielsen, Petersen);

-ovich, -evich, -ski, -vitch, -wich, -vitz en las lenguas eslavas para apellidos de hombres (Pavlovich, Peróvich, Dostoievski, Malinowski, Tomashevski, Petrowich, etc.) y -eva, -ova, -ovna o -evna para apellidos de mujeres (Ajmátova, Kurkova, Odóyevtseva, Tsvetáyeva, etc.). Entre los apellidos de las tenistas rusas y los teóricos del formalismo ruso encontrarán varios ejemplos.

Los apellidos franceses no suelen derivar del nombre del padre, los pocos que hay llevan el prefijo De- o A- ya sea unido o separado del nombre de pila: Desimone, de Simone, Dejean, Alamartina,

Los precedidos de Mac/Mc en escosés e irlandés (Mac Carthy, Macbeth, McArthur, Mc Donald, Mc Gyver, etc.) tienen el mismo origen de filiación paterna.

 

Apellidos que derivan de oficios

La lista es inagotable. Algunos ejemplos:

Herreo y Ferrero en español y sus equivalentes Schmidt en alemán, Smith en inglés, Smeets en holandés, Ferré en catalán, Lefévre en francés, Fabbri, Ferrara, Ferrari y otras variantes en italiano.

Ballestero, Hidalgo, Sastre, Rey, Zapatero, etcétera.

 

Apellidos que derivan de lugares geográficos

Recordemos los personajes literarios Ruiz Díaz de Vivar, Amadís de Gaula y Don Quijote de la Mancha tomaron su nombre del lugar de procedencia, práctica habitual en la Edad Media.

Campos, del Campo, Río, del Río, del Cerro, Valle, del Valle, Molina, del Molino, Montaña,  Rivas, Torres; Burgos, Jordán, Soria, Toledo, Castro, Sevillano, etcétera.

 

Por supuesto, estos no son los únicos orígenes de apellidos. Si saben el origen de sus apellidos, los invito a compartirlo con los demás lectores. El mío está en la lista de los que derivan de nombres propios.

Por Prof. Marina Menéndez

Errores y dudas frecuentes con las formas del subjuntivo:

Apretar: en el presente del subjuntivo, la -e- se cambia por -ie- en la mayoría de las personas. Asi: apriete, aprietes, aprieten.

Colarse: en el presente del subjuntivo, las formas verbales son: cuele, cueles, cuele, colemos, cuelen. Entonces, cuando alguien pretende adelantarse deshonestamente en una fila o cola, lo correcto es decir: “Oiga, usted, no se cuele”, “No te cueles”.

Desear: el presente del subjuntivo en primera persona del plural es deseemos.

Dormir: el presente del subjuntivo en primera persona del plural es durmamos.

Haber: el presente del subjuntivo en primera persona y en tercera persona del singular es haya. La forma *haiga no existe y la forma halla corresponde al verbo hallar -encontrar-.

Ir: las formas correctas son vaya, vayas, vayamos, vayan. Nada tiene que ver con el sustantivo valla y el verbo vallar.

Querer: el presente del subjuntivo en primera persona del plural es queramos, no *querramos. La forma *querramos no existe.

queramos

¿Cómo saber si un verbo conjugado está en indicativo o en subjuntivo? El truco es anteponer la frase No creo que… Si el resultado es coherente, el verbo está en modo subjuntivo. Por ejemplo:

-No creo que queramos.

-No creo que durmamos aquí.

-No creo que haya inconveniente.

♦Ya que estamos, revisemos otro error frecuente: la expresión o sea está formada por la conjunción disyuntiva “o” más el verbo ser en tercera persona del presente del subjuntivo. ¡Son dos palabras!

♦Una explicación clara de las formas y usos del subjuntivo la encontrarán en este material de la profesora Susana Cañuelo Sarrión.

Dejo para otro momento un análisis de los usos del subjuntivo en la lengua española

Nube de etiquetas

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 137 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: