Reflexiones, notas y recursos sobre el idioma español. Análisis del discurso. Corrección. Edición. Etimología. Lectura y escritura. Lingüística. Lunfardo. Neologismos. Publicación digital. Spanglish. Traducción. Variedades de español.

Entradas etiquetadas como ‘jerga policial’

Natalia Natalia

Por Marina Menéndez

En la jerga policial el código para mencionar a una persona no identificada es “Natalia Natalia”. ¿De dónde proviene esa expresión?

Para evitar confusiones en las comunicaciones y transmisión de datos la policía utiliza un código en el que a cada letra del abecedario le corresponde una palabra que comienza con esa letra. Por ejemplo, Sara-Carolina-Hombre-Washington-Alicia-Rosa-Zapato-Eva-Natalia-Eva-doble Guillermina-Eva-Rosa no es más que el deletreo en código del apellido Schwarzenegger.

El código alfabético para deletrear es:

A = Alicia
B = Beatriz
C = Carolina
D = Dorotea
E = Eva
F = Francisca
G = Guillermina
H = Hombre
I = Inés
J = Julia
K = Kilo
L = Lucia
M = María
N = Natalia
Ñ = Ñandu
O = Ofelia
P = Petrona
Q = Quintana
R = Rosa
S = Sara
T = Teresa
U = Úrsula
V = Venezuela/Victoria
W = Washington
X = Xilofón
Y = Yolanda
Z = Zapato

Ahora ya saben que a la letra N le corresponde el nombre Natalia. Y, Natalia Natalia es el deletreo de la sigla NN que se utiliza para nombrar a una persona no identificada. La sigla NN proviene del latín nomen nosce, que significa desconozco o ignoro el nombre.

whisky-romeo-zulu

En aeronáutica existe un código fonético internacional. Si vieron la película Whisky Romero Zulu (2004), sabrán que esas tres palabras corresponden al deletreo de las últimas tres letras (WRZ) del registro argentino de la aeronave de LAPA que se estrelló en Buenos Aires en 1999.

Quien tenga un nombre o apellido difícil de escribir (o que se escribe de una manera y se pronuncia de otra, diría mi vecina) recurren a esta estrategia del deletreo cada vez que deben comunicar su apellido o nombre. La grafía (escritura) de muchos apellidos extranjeros fue deformada cuando los inmigrantes llegaron a Argentina. Los recién llegados al Río de La Plata a veces ni siquiera hablaban español y decían sus nombres y apellidos tal como se pronunciaban. Las personas que debían registrarlos por escrito los escribieron “como les sonaba” y así, por ejemplo, el apellido “Reutemann”, que en alemán se pronuncia /roitman/, fue registrado como “Roitman”. En la guía telefónica de la ciudad de Buenos Aires hay 119 personas de apellido “Roitman” y una sola de apellido Reutemann. Podríamos decir que los apellidos extranjeros (alemanes, franceses, italianos, etc.) muchas veces fueron castellanizados cuando se registraba a los inmigrantes.

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: