Reflexiones, notas y recursos sobre el idioma español. Análisis del discurso. Corrección. Edición. Etimología. Lectura y escritura. Lingüística. Lunfardo. Neologismos. Publicación digital. Spanglish. Traducción. Variedades de español.

Archivo para la Categoría "acentuación"

Vivir cuesta vida

¿Vivir solo cuesta vida o Vivir sólo cuesta vida?

Es una de las frases más celebradas del rock argentino, forma parte de la letra de “Ropa sucia” de los Redonditos de Ricota. Para los seguidores de la banda, el sentido está claro. Pero resulta que al escribirla, la ausencia o presencia de la tilde marca una diferencia: el sentido se desdobla, se bifurca.

Vivir solo sin tilde

Vivir solo con tilde

El sentido que los Redondos, y sus seguidores, le dieron a la frase es inequívoco. Para corroborarlo, basta escuchar la canción: el Indio Solari hace una pausa entre el sujeto de la oración (vivir) y lo que se predica (sólo cuesta vida).

Por si se necesitan más pruebas, tenemos la declaración de la banda en una conferencia que concedieron (excepcional en esta banda de culto) en 1997. Allí el vocalista, al referirse a un hombre que la banda admiraba, dijo:

[…] tiene una actitud de vida que respeto muchísimo y que, de alguna manera, tiene que ver con algunos de los slogans de los Redondos, que es pensar que vivir cuesta vida, que no se puede vivir dentro de una sanguchera de vidrio, que la vida protegida entre algodones y no puesta a ninguna experiencia no es rica.

En 2011 la Ortografía de la Lengua Española estableció que solo, ya sea adverbio o adjetivo, no lleva tilde y que la tilde no es necesaria, aunque sí admisible, en casos de ambigüedad. La norma sumó detractores que, con razón, sostienen sostenemos que la tilde sí es necesaria para evitar la ambigüedad. Vaya como prueba que Vivir solo cuesta vida y Vivir sólo cuesta vida tienen sentidos diferentes. No se trata de vivir sin compañía, sino de que vivir solamente cuesta vida.

Y no puedo dejar de recordar otra hermosa canción argentina: “Honrar la vida” de Eladia Blázquez.

¡No! Permanecer y transcurrir
no es perdurar, no es existir
¡Ni honrar la vida!
Hay tantas maneras de no ser,
tanta conciencia sin saber
adormecida…
Merecer la vida no es callar y consentir,
tantas injusticias repetidas…
¡Es una virtud, es dignidad!
Y es la actitud de identidad ¡más definida!
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir…
¡Honrar la vida!

¡No! Permanecer y transcurrir
no siempre quiere sugerir
¡Honrar la vida!
Hay tanta pequeña vanidad,
en nuestra tonta humanidad
enceguecida.
Merecer la vida es erguirse vertical,
más allá del mal, de las caídas…
Es igual que darle a la verdad,
y a nuestra propia libertad
¡La bienvenida!…
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir…
¡Honrar la vida!

Buena vida para todos : )

Anuncios

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: