Reflexiones, notas y recursos sobre el idioma español. Análisis del discurso. Corrección. Edición. Etimología. Lectura y escritura. Lingüística. Lunfardo. Neologismos. Publicación digital. Spanglish. Traducción. Variedades de español.

Continuando con el tema de derechos de autor, del que ya hable en otra entrada, hoy me referiré al plagio en internet (conocido como cyber-plagio) y al plagio traducido.

¿Los blogs están protegidos por derechos de autor?

Sí. Los blogs de WordPress estan protegidos por licencia Creative Commons. Además, quienes escriban en blogs pueden proteger sus materiales (entradas, imágenes, audios, pdf, ppt, etc.) de forma individual. Es recomendable colocar un widget en la barra lateral donde se explicite que el nombre del autor y el nombre del blog están protegidos por copyright y donde también quede explícito qué se puede compartir y qué no. Como medida adicional, podemos colocar una leyenda de copyright en cada uno de nuestras entradas (posts). Tengamos en cuenta que así como tenemos el derecho de proteger nuestras creaciones intelectuales, de la misma manera tenemos la obligación de respetar los derechos ajenos. Si incluimos en nuestro blog ideas o fragmentos de otros autores, coloquemos las atribuciones como corresponde, es decir, nombre de autor, título y fuente del material. En la barra lateral de Español (con virgulilla) podrán ver el widget con la licencia de mi blog.

¿Cómo proteger documentos e imágenes en los blogs?

Si subimos documentos o imágenes, es conveniente ponerles una marca de agua.

¿Cómo averiguar si han copiado nuestro blog?

La opción más común es escribir un fragmento entrecomillado en el buscador (las comillas son esenciales para obtener resultados específicos).

Otra opción es Copyscape, que permite ingresar la dirección web de una entrada y comprobar qué páginas web tienen contenido similar al nuestro. Los resultados se organizan de acuerdo con la cantidad  de palabras iguales y el porcentaje de coindicencias.

Algo más difícil de detectar es el plagio traducido. Textos que son traducciones no autorizadas y que se publican como contenido original. Recordemos que para traducir cualquier tipo de texto protegido por derechos de autor debemos solicitar la autorización por escrito. En el Laboratorio de Ingeniería en Lenguaje Natural (NLE) de la Universidad Politécnica de Valencia, un grupo de investigadores desarrolla el programa PAN (Plagiarism Detection) para la detección automática de plagio, incluso en textos traducidos.

El plagio no nació con la era digital (les recomiendo esta página sobre plagios famosos en la literatura). Quienes publicamos contenidos en internet, conocemos las reglas de juego… En mi caso, me he limitado a comunicarme por mail con los usurpadores 🙂 Otro tipo de plagio es el académico, sobre el que me limito a dejarles bibliografía.

Lecturas recomendadas:

Guía de Propiedad Intelectual, escrita por Sergio Ovalle Pérez

Comas, R. y Sureda, J. (2007) Ciber-Plagio Académico. Una aproximación al estado de los conocimientos, Revista TEXTOS de la CiberSociedad, 10. Temática Variada. Disponible en http://www.cibersociedad.net (Incluye una amplia lista de bibliografía sobre el tema).

Fuertes Puerta, A (2012).  El plagio como estrategia de traducción: Estudio descriptivo de textos narrativos inglés-español. Tesis doctoral dirigida por Julio César Santoyo. Se puede descargar aquí.

Universitat de les Illes Balears. Compilación de artículos y recursos sobre el plagio académico. Ver aquí.

 

Anuncios

Comentarios en: "Citas textuales y derechos de autor II" (3)

  1. Catalina dijo:

    Nuestro profesor de literatura nos ha pedido que realicemos una biografía con citas; y aquí es cuando comienza mi gran dilema, puesto que he realizado citas muy cortas (de una sola palabra, incluso), y no sé cómo insertarle la referencia bibliográfica.
    Agradecería mucho su ayuda.
    Catalina.

    • Hola, Catalina.

      Antes que nada, gracias por leer el blog y dejar tu consulta.

      En general, para ser considerada cita debería tener al menos tres palabras. Si se trata de una o dos palabras, lo más probable es que sea un concepto y no una idea completa. Por ejemplo, si se está escribiendo sobre Julio Cortázar y se hace referencia a las perras negras, esas dos palabras van en cursiva y no es necesario indicar la fuente bibliográfica: quienes han leído al autor sabrán que se trata de una expresión acuñada por él para referirse a las palabras. En caso de querer indicar la referencia bibliográfica, se puede poner entre paréntesis la obra en la que aparace esa expresión (Rayuela).

      Espero haber resuelto tu duda.

      Saludos

  2. […] Citas textuales y derechos de autor II […]

¡Tu opinión me interesa!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: