Reflexiones, notas y recursos sobre el idioma español. Análisis del discurso. Corrección. Edición. Etimología. Lectura y escritura. Lingüística. Lunfardo. Neologismos. Publicación digital. Spanglish. Traducción. Variedades de español.

Archivo para la Categoría "Traducción"

Títulos universitarios: algunos errores de traducción

Cada país tiene su propio sistema educativo y a veces resulta difícil encontrar equivalencias entre ellos, más aún si se trata de traducir títulos o certificaciones entre dos lenguas, como el español y el inglés.

Aquí expongo algunos errores frecuentes en la traducción de conceptos relacionados con la educación universitaria y, a continuación, algunas equivalencias entre títulos. Insisto, se deberá tener en cuenta para qué país se traduce o, en el caso de traducir para un ámbito más amplio, los equivalentes de mayor aceptación en la cultura de la lengua de llegada.

Algunos falsos cognados muy frecuentes son: college, facultycareer, alumni y bachelor’s degree:

college: colegio

faculty: facultad

career: carrera

alumni (US): alumnos

bachelor’s degree: bachillerato

En inglés de Estados Unidos y del Reino Unido, college es una institución de educación post-secundaria. En el caso de Estados Unidos, se refiere principalmente a la educación universitaria; de hecho, college y university suelen utilizarse de manera indistinta. Algunas universidades de Estados Unidos utilizan la denominación college para referirse a sus carreras de grado y university para las de posgrado (p. ej. Harvard college no es ni más ni menos que la Universidad de Harvard cuando se habla de carreras de grado). College’s degree es un título universitario. Para seguir complicando el asunto… en inglés estadounidense coloquial, se suele utilizar school para hacer referencia a los estudios universitarios.

La diferencia es que los colleges solo ofrecen carreras de grado mientras que las universities también ofrecen carreras de posgrado.

What’s the difference between a college and a university?

 Colleges offer only undergraduate degrees while universities offer graduate degrees as well, but the terms are often used interchangeably. Fuente: https://educationusa.state.gov/frequently-asked-questions-faqs

En los países de habla hispana, colegio es una institución de educación secundaria. La única excepción que conozco es El Colegio de México, institución que ofrece carreras de grado y de posgrado.

Entonces, ¿cómo traducir college al español? Lo más probable es que se trate de una universidad. Otras opciones son:  instituto terciario o de educación terciaria, escuela de estudios superiores, escuela superior (téngase en cuenta que en estos casos “escuela” no se refiere a educación secundaria, por ejemplo Escuela Superior de Sanidad, dependiente de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral, Argentina).

Además, college también puede hacer referencia las distintas unidades académicas que conforman una universidad, es decir, las facultades.

Faculty es el cuerpo docente de una facultad o universidad.

Career es la trayectoria profesional. En educación universitaria o terciaria, carrera se traduce como course of study.

En Estados Unidos, alumni no se refiere a los alumnos, sino a los egresados.

Bachelor’s degree es un título de grado universitario, es decir, el que se obtiene en carreras de cuatro años de estudio. En la mayoría de los países de habla hispana, bachillerato se refiere a la educación secundaria. La única excepción parcial que conozco es el bachillerato de Chile, un programa de formación universitaria de dos años. Y digo parcial porque en este caso el equivalente más cercano en inglés sería associate degree.

Agrego otro false friend: professor no es un profesor de escuelas primarias o secundarias, que en inglés es teacher, sino profesor universitario o  catedrático (del griego kathédra, que significa asiento, silla; de ahí también que seat sea una cátedra universitaria).

La expresión inglesa undergraduate studies/students suele dar lugar a confusión, aunque no hay motivo para ello: se trata de los estudios/estudiantes de grado. Por su parte, graduate students son los estudiantes de posgrado. En este caso, la confusión se genera porque el inglés piensa a quienes estudian un máster o doctorado como graduados de una carrera, mientras el español los piensa como estudiantes de posgrado.

Si hay algo que me da urticaria en la traducción de certificaciones de estudio, eso es ver “título asociado”, “grado asociado” en español. Aparece con frecuencia en las traducciones al español porque es un calco del associate degree del inglés estadounidense. Como no hay un equivalente exacto en español, algunos traductores evitan el trabajo de investigar cuál sería un equivalente adecuado. Associate degree es el título o certificación que se obtiene tras un programa de estudios superiores de dos años. Podría traducirse, según el contexto, como tecnicatura, título intermedio, título de grado de dos años de duración, diplomatura, ciclo formativo de grado superior, etcétera.

Last but not least, no apliquen para entrar en una universidad ni apliquen para una beca. Mejor, soliciten o tramiten.

Sin dudas, queda mucho en el tintero sobre este tema.

 

Si quieren leer sobre las diferencias de los sistemas universitarios en Estados Unidos y el Reino Unido:

Sistemas universitarios en Europa y EE.UU., Pello Salaburu (dir.), 256 pp.

Exitosamente exitoso

Exitoso y exitosamente son dos palabras que han ido ampliando su presencia en la lengua española. ¿Por qué? La razón está en el ámbito lingüístico, en la influencia de las traducciones del inglés. El adjetivo inglés successful y el adjetivo español exitoso no son equivalentes exactos en todos los contextos. Las diferencias son aún mayores cuando se trata de los adverbios successfully y exitosamente. Cuando no hay coincidencia de sentidos entre successful/successfully y exitoso/exitosamente, estamos ante un anglicismo o calco, si prefiere.

Veamos las definiciones de la RAE:

  • Exitoso: que tiene éxito popular.

exito-RAE

 

 

 

 

 

Tanto successful como exitoso se refieren a lograr objetivos, alcanzar las metas. El español tiene una rica variedad de palabras (como los adjetivos eficaz, eficiente, efectivo, logrado, satisfactorio, etc.) y expresiones para expresar esa idea. A veces ni siquiera necesita ser traducido, como en “successful completion” que en muchos casos puede traducirse como finalización o conclusión, así sin más:

Within the context of ISCED, an educational qualification is the official confirmation, usually in the form of a document certifying the successful completion of an education programme or a stage of a programme.

En el contexto de la CINE, el término “certificación” representa una confirmación oficial de la conclusión de un programa educativo o de una etapa de este. Generalmente, esta confirmación se oficializa mediante un documento.

Fuente: ISCED 2011 / CINE 2011, UNESCO

Para buscar equivalentes entre ambas lenguas, es recomendable revisar textos bilingües de fuentes confiables. Una de ellas es la base terminológica de la Unión Europea. Algunos de los ejemplos que doy a continuación están tomados de allí.

Exitoso siempre tiene una connotación positiva, cosa que no sucede con successful y successfully en inglés. Pensemos, por ejemplo, en successful attack o successful suicide. Cualquiera advertiría que hay algo que no suena bien en ataque exitoso o suicidio exitoso. Además, cuando el adjetivo exitoso se aplica a una persona, se convocan sentidos asociados con la popularidad, el reconocimiento popular, la fama; sentidos que no siempre están presentes en el adjetivo inglés successful.

El sentido depende del contexto. El adjetivo successful puede tener varias traducciones al español de acuerdo con el contexto. Por ejemplo, en frases como “successful strategies”, “successful communication”, “sucessful negotiating” o “successful implementation” considero que lo más apropiado sería traducir como “estrategias eficaces”, “comunicación eficaz“, “negociación eficaz” y “ejecución eficaz”.

De modo similar, “successful criteria/strategies” son criterios o estrategias que funciona, que dan resultado o de buenos resultados. También en el ámbito de la gestión empresarial, “successful practices” son prácticas eficaces, como en Successful Tax Practices: Prácticas Tributarias Eficaces. La frase “This practice has proven to be successful and should not be modified” ha sido traducida por los traductores de UNESCO como “No debe modificarse esta práctica, pues ha dado muy buenos resultados“. Fuente en inglés y en español.

“A successful candidate or bidder” no siempre es un candidato exitoso, en algunos contextos puede referirse al candidato/postulante elegido, seleccionado, ganador o al adjudicatario de, por ejemplo, una beca.

“A successful liar” no es un *mentiroso exitoso, sino un mentiroso convincente o simplemente alguien que miente bien.

Los mensajes que aparecen en pantalla cuando realizamos una transacción en línea son otro ejemplo de este anglicismo tan pegajozo: “el pago se realizó exitosamente”, “transacción exitosa”, “operación exitosa”  (por no mencionar la “operación declinada”, que no es tema de esta entrada). Más fácil, menos rebuscado y adecuado en español es el simple “la operación ha sido realizada”.

Cuando hablamos de “successful adherence to a standard/medical treatment/diet/protocol”, nos referimos a cumplir/seguir/respetar correctamente/cabalmente un(a) norma/tratamiento/dieta/protocolo. Usos de “adherencia exitosa” con este sentido abundan en los textos mal escritos o mal traducidos.

adherencia exitosa

“Envejecer con éxito” me hace pensar en un octagenario rodeado de mujeres jóvenes y hermosas, junto a un Lamborghini, con un billete de lotería en mano y fotografiado por la prensa. Los 22 400 resultados de Google para “envejecimiento exitoso” y los más de 7 000 para “envejecimiento con éxito” me dan risa (y pena por el arte y oficio del traductor). La madre inglesa de esta hilarante frase es “successful aging”.

Como recomienda Fernando Navarro en su Minidiccionaro crítico de dudas, en español es preferible hablar de “envejecimiento con salud”, “envejecimiento de calidad” o “envejecimiento con calidad de vida”.

“A successful claim” puede referirse a un(a) reclamo/solicitud/demanda eficaz si consideramos el proceso de elaboración, pero si nos referimos al resultado, se trata de un(a) reclamo/solicitud/demanda aprobada o aceptada. Ver este enlace. “Succesfully submitted proposals” son propuestas que han recibido una respuesta favorable.

La traducción del adverbio successfully no está limitada a exitosamente, que, además, no siempre es su equivalente en español. Es decir, un adverbio no siempre es la mejor manera de traducir otro adverbio. Por ejemplo, la frase “I have successfully contacted Mr. Z” se puede traducir como “He logrado comunicarme con el Sr. Z” (contactar es otro anglicismo que nos ha invadido); el colmo de una traducción literal sería *Me he contactado exitosamente con el Sr. Z.

Satisfactoriamente o, mejor aún, de manera satisfactoria suelen ser equivalentes adecuados para traducir successfully. Recuerdo que en la escuela primaria el esquema de calificaciones del rendimiento académico era: Muy satisfactorio, Satisfactorio, Poco satisfactorio. Fue en la década del 80. ¡Los alumnos nunca alcanzábamos un rendimiento exitoso! Si hoy lo pueden hacer, se debe a una traducción poco satisfactoria…

Además, y creo que en esto reside el principal punto de diferencia, los términos exitoso y exitosamente implican resultado, fin o terminación de un proceso. Por su parte, los términos del inglés pueden hacer referencia a un resultado, fin o terminación, pero también al desarrollo de un proceso, algo que no está acabado ni consumado. Por ese motivo, es frecuente encontrar el adverbio successfully asociado con tiempos verbales que dan idea de continuidad, como el present perfect o el presente continuo. Si buscamos en internet las frases “has been developing successfully” o “is developing successfully”, veremos que hay miles de resultados, mientras que la búsqueda de “se desarrolla/n exitosamente” o “se están desarrollando exitosamente” arroja menos resultados y muchos de ellos corresponden a páginas de México o a textos traducidos del inglés.

Si consultamos el Corpus Diacrónico del Español (CORDE), que abarca hasta el año 1974, observaremos que solo hay tres registros  del adverbio exitosamente.

Al consultar el Corpus del Español Actual (CREA), que abarca desde 1975 hasta 2004, observaremos el aumento en la frecuencia de exitosamente en español: 297 casos, de los cuales la mayoría se encontraron en textos de Argentina, México y Venezuela.

exitosamente-CREA

Esto parece ser una evidencia prueba de que los hispanohablantes nos estamos volviendo muy exitosos por influencia del inglés.

¡Que tengas muchos éxitos! Gracias por leerme.

Libros para descargar: literatura, lingüística y traducción.

La Facultad de Humanidad y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata ofrece un catálogo de libros para descargar gratis.

Aquí, algunos de ellos [hacer click en la imagen para descargar]

♦ Martínez, A. y Gagliardi, L. (coord.) (2014) Rutas de la lingüística en Argentina

Rutas de la

Indice
La ruta de la Gramática generativa. Una aproximación desde el trabajo desarrollado en la Facultad de Humanidades y Artes (UNR), por Nora Múgica.
La ruta de la Lingüística computacional. Su desarrollo en la Universidad Nacional de Rosario, por Zulema Solana.
La ruta de la Lingüística Indígena, por Ana Fernández Garay.
La ruta de la Lingüística Sistémico Funcional, por Ann Montemayor-Borsinger.
La ruta de la Lingüística aplicada a ELSE, por Adriana Boffi.
La ruta de la Sociolingüística, por Yolanda Hipperdinger.
La ruta de la Psicolingüística, por Adriana Silvestri
La ruta de la Etnopragmática, por Angelita Martínez .

♦ Cagnolati, B. (comp.) (2012) La Traductología. Miradas para comprender su complejidad

Traductologia-libro

Presentación, por Beatriz Cagnolati
¿Cómo definimos el concepto de traducción?, por Jovanka Vukovic.
Traductología: hacia el nacimiento de una “nueva” disciplina, por Beatriz Cagnolati.
Aproximaciones a la traducción desde una perspectiva lingüística, por María Luisa Fernández
Unidad de traducción, por Nelba Lema
El concepto de equivalencia, por Marina Menéndez
Significado, sentido y designación, por Ana María Gentile
Traducción y cultura, por Amalia Forte Mármol

♦ Basile, T. y Foffani, E. (comp.) (2014) Literaturas compartidas


Basile-Literaturas CompartidasIndice
Literaturas compartidas, por Teresa Basile y Enrique Foffani.
¿Por qué hay literatura y no más bien nada?, por Néstor García Canclini.
Sublimes tributos: la teoría y la crítica, por Fabricio Forastelli.
La dimensión poética de la subjetividad: un problema filosófico del siglo XX,  por Dardo Scavino.
Musigramas: el alcance y el valor de las inscripciones musicales
en la poética de Marcelo Cohen, por Miriam Chiani.
Julio Herrera y Reissig: modernismo, folclore y fronteras payadorescas, por Hebert Benítez Pezzolano
Adolfo Bioy Casares. Ciudades y experiencia: fotografía, literatura y cine, por Adriana Mancini
Películas de papel: cine y literatura en dos textos latinoamericanos de la década del veinte, por Miriam V. Gárate.

 

♦Basile, Teresa (comp.) Literatura y violencia en la narrativa latinoamericana reciente.

William Goyen traducido al español

William Goyen (1915-1983) es un escritor nacido en Trinity, Texas. Su narrativa, que refleja el áspero paisaje natal, escapa a calificaciones. Se lo ha relacionado con el gótico sureño y con el realismo mágico, pero creo que su prosa excede estos encasillamientos. En Argentina, Goyen fue traducido al español por Esther Cross. La editorial argentina  La Compañía publicó en 2007 La misma sangre y otros cuentos [The Faces of Blood Kindred. A Novella and Ten Stories, 1960] y Ángeles y hombres (2009). La misma sangre y otros cuentos también fue editado por Páginas de espuma (España) en 2011. En 2012 Seix Barral publicó Cuentos completos de William Goyen, compilación de traducciones de Esther Cross y Carlos Ribalta.

En el artículo “La soledad de los campos de algodón“, la traductora Esther Cross nos habla sobre Goyen y su literatura:

La violencia lo hechizaba. Quería escapar de “ese mundo medieval de terror”, donde vio un negro incendiándose por la calle, seguido por las bestias del Ku Klux Klan. Después iba a descubrir que “no podemos recobrarnos de nuestro lugar de origen” aunque escapemos. También iba a encontrar ese horror, extendido, en el mundo. Iba a verlo en la guerra y las ciudades. Trinity era el mundo condensado. Tuvo que irse para contarlo.

Además de las mencionadas, otras obras de Goyen que tienen traducción al español son:

  • Los fantasmas y la carne [Ghost and flesh], 1968, traducción de Carlos Ribalta, Lumen.
  • Arcadio [Arcadio], 1991, traducción de Celia Filipetto, Ediciones Versal.
  • La casa del aliento [The House of Breath], 1993, traducción de Celia Filipetto, Cátedra.

Algunos de los relatos de Cuentos completos de Goyen traducidos al español se pueden leer en línea en este enlace de Amazon.

Páginas de espuma permite leer o descargar el cuento “Preciada puerta”. Click aquí.

Phillips, Robert, “William Goyen. The Art of Fiction No. 63” (entrevista),The Paris Review, N.° 68, invierno 1976.

Cross, Esther, “El gótico texano“, Página12, Buenos Aires, 24 de febrero de 2008.

Cross, Esther, “En la soledad de los campos de algodón“, Página12, Buenos Aires, 22 de julio de 2012.

Un fragmento del cuento  “The children” y su traducción al español:

Goyen-The children-Chicos de campo-traduccion comparada1

Cortázar, traductor

Cortázar, traductor. Primera parte.

«… ese extraño oficio fronterizo lleno al mismo tiempo de ambigüedades y de rigor.»
J. Cortázar

Obras traducidas por Julio Cortázar

1945

Robinson Crusoe, de Daniel Defoe, editorial Viau. Reeditado por editorial Lumen en 1975 con el título Vida y extrañas y sorprendentes aventuras de Robinson Crusoe escritas por él mismo.

1946

Memorias de una enana [Memoirs of a Midget], de Walter de la Mare, editorial Nova

El hombre que sabía demasiado [The Man Who Knew Too Much], de G.K. Chesterton, editorial Nova

El inmoralista [L´Immoraliste], de André Gide, editorial Argos

El nacimiento de la Odisea [Naissance de l´Odyssee], de Jean Giono, editorial Argos

1947

La poesía pura [La Poésie pure], de Bremond Henri, editorial Argos

1949

La sombra de Meyerbeer, de Auguste de Villiers de L’Isle-Adam, Colección Cuadernos del Eco, N.° 5, editorial Gulab y Aldabahor

1950

Filosofía de la risa y del llanto, de Alfred Stern, editorial Imán

1951

La filosofía de Sartre y el psicoanálisis existencialista, de Alfred Stern, editorial Imán

Mujercitas, de Luisa M. Alcott, editorial Codex

Tom Brown en la escuela, de Thomas Hughes, editorial Codex

1952

La víbora, de Marcel Ayme, editorial Sudamericana

La vida de los otros, de Ladislas Dormandi, editorial Sudamericana

1953

Así sea o la suerte está echada [Ainsi soit-il ou les jeux sont faits], de André Gide, editorial Sudamericana

1955
Vida y cartas de John Keats [Life and letters of John Keats], de Richard Monckton Miles Houghton, editorial Imán, Buenos Aires
Memorias de Adriano [Mémoires d’Hadrien], de Marguerite Yourcenar, editorial Sudamericana

1956

Obras en prosa, Edgar A. Poe, editado por la Universidad de Puerto Rico en colaboración con Revista de Occidente

1966
Música en Buenos Aires, de Jorge d’Urbano, editorial Sudamericana

1968
Aventuras de Arthur Gordon Pym [The narrative of Arthur Gordon Pym], de Edgar Alan Poe, editado por Instituto del Libro, La Habana, en la colección Libros del pueblo

1972

Eureka [Eureka], de E. A. Poe, editado por Alianza

1973
Vida y extrañas y sorprendentes aventuras de Robinson Crusoe, escritas por él mismo, de Daniel Defoe, con prólogo de James Joyce, editado por Corregidor

1981

Robinson Crusoe, de Daniel Defoe, editorial Bruguera

1982
Memorias de Adriano [Mémoires d’Hadrien], de Marguerite Yourcenar, editado por Edhasa

1983

Llenos de niños los árboles, de Carol Dunlop, editorial Nueva Nicaragua

Cortázar y el oficio de traductor

Julio Cortázar obtuvo el título de Profesor en Letras en 1935 y de traductor Público en inglés y en francés en 1948. Antes de radicarse en Francia, Cortázar ya había realizado traducciones en Argentina, durante su desempeño como responsable del gabinete de traducción, y para la revista literaria Leoplan (los nombres de los traductores no se publicaban en la revista, por lo que, hasta donde tengo conocimiento, no se han podido identificar las traducciones realizadas por Cortázar). Desde 1946 hasta 1951 se desempeñó como traductor en la Cámara Argentina del Libro. En 1954 tradujo para la Conferencia General de la UNESCO celebrada en Montevideo; en 1967 también traduciría para la Conferencia General que se desarrolló en Atenas. Sobre su selección como traductor en la UNESCO, Cortázar dijo:

Creo que sabes que en diciembre se llamó a examen en el mundo entero para llenar puestos permanentes de traductores en la Unesco y las Naciones Unidas, es decir en las sedes de New York, París y Ginebra. Nosotros no teníamos el menor interés en ser permanentes, es decir esclavos todo el año, pero tuvimos que dar examen pues las listas resultantes se tendrían en cuenta para contratar también a los temporeros. Bueno, se presentaron más de 600 candidatos, y el examen duró 3 días y fue bastante bravo. Tanto Glop [Aurora Bernárdez] como yo sabíamos que la experiencia nos iba a ayudar a figurar entre los veinte primeros, pues los textos que hubo que traducir eran altamente onusianos en el espíritu y en la letra. Pero lo que no creímos nunca es que al llegar a París nos enteraríamos de que yo ocupaba el primer puesto… y Aurora el segundo. […] Y ahora viene lo divertido. Nos ofrecieron puesto permanente a Glop o a mí (por reglamento no podemos entrar los dos), en París, Nueva York o Ginebra. Ya te imaginas nuestra respuesta: un no redondo y rotundo. Fíjate que con nuestra colocación, están obligados a contratarnos como temporeros cada vez que haga falta, y eso nos asegura por lo menos 6 meses de trabajo al año. Con eso nos arreglaremos para vivir.

De una carta a Eduardo Jonquières, 2 de junio de 1956 [fuente: http://paris.rutascervantes.es/ruta/cortazar/lugar/unesco]

 
Algunas notas sobre la traducción de Memorias de una enana, de Walter de la Mare

 

Cortazar-de la Mare-Memorias de una enanaI

Cortazar-de la Mare-Memorias de una enanaII

Editorial Nova publicó la traducción menos conocida de Cortázar: Memorias de una enana, de Walter de la Mare (1873-1956). No he encontrado información sobre las decisiones editoriales que llevaron a la publicación en Argentina de esta novela escrita en 1921. La traducción de Cortázar fue la única en español hasta que en 1988 Siruela editó la novela con traducción de María Luisa Balseiro, reeditada en 2002. Habrá que investigar la inserción de Walter de la Mare en el panorama de la literatura argentina. Un dato curioso es la mención de de la Mare en el prólogo que Adolfo Bioy Casares escribió en 1940 para la Antología de la literatura fantástica:

Deliberadamente hemos omitido: a E.T.W. Hoffmann, a Sheridan Le Fanu, a Ambrose Bierce, a M.R. James, a Walter de la Mare.

Abro un paréntesis para apuntar algunos datos sobre el escritor inglés Walter de la Mare. De la amplia producción del ensayista, novelista y poeta, son pocas las obras de Walter de la Mare que han sido traducidas al español y todas las traducciones han sido editadas en España. A continuación la lista, con los datos de año de edición, editorial y traductor:

La tía de Seaton y otros relatos (1987, Alfaguara, Francisco Torres Oliver)

La orgía, un idilio: un idilio (1988, Alfaguara, Francisco Torres Oliver)

Los músicos (1988, Debate, Mónica Fernández Rubio)

Los cuatro hermanos (1990, con una segunda edición en 1993, Debate, Mónica Fernández Rubio)

Señor pez (1998, Alba Editores, Elena Villalonga Serra)

Memorias de una enana (1988, Siruela, Colección Libros sin tiempo, María Luisa Balseiro Fernández-Campoamor)

Memorias de una enana (2002, Siruela, Colección El ojo sin párpado, María Luisa Balseiro Fernández-Campoamor)

Fuentes de información: Index Translationum y Base de datos de libros editados en España

 

 Continuará…

 

Revistas de lingüística

Recurso para docentes e investigadores:

La página de la Red Nacional de Lingüística, de España, ofrece una compilación de revistas de lingüística y de las áreas filológicas. Incluye revistas de español, alemán, francés e inglés.

La compilación incluye revistas sobre traducción. Aquí las tres de acceso abierto:

MonTi. Monografías de Traducción e Interpretación, editada por la Universidad de Alicante

Viceversa. Revista galega de traducción, editada por la Universidad de Vigo

Panace@. Revista de Medicina, Lenguaje y Traducción, editada por Tremédica

 

 

Red Nacional de Linguistica

Castellano neutro de Argentina

Por Marina N. Menéndez

Descargar entrada en pdf

El 17 de julio de 2013 se publicó en el Boletín Oficial de la República Argentina el Decreto 933, que sanciona el doblaje obligatorio al “castellano neutro” de Argentina para casi todo lo que se emita por televisión. Este decreto reglamenta la Ley N° 23316, del año 1988, que nunca se había puesto en vigencia.

La polémica sobre esta ley tiene intereses comerciales y culturales. Como no soy abogada ni legista, leo el decreto y las leyes relacionadas desde mi perspectiva de traductora y correctora de español. Todo bien con el impulso a la industria pero no basta con un loable fin, también hay que pensar en los medios para lograrlo. Primero, cito fragmentos de la nueva normativa vigente. Luego, señalaré algunos interrogantes sobre esta ley que me provocan escozor lingüístico y cultural. Por último, reseño los antecedentes del doblaje obligatorio en España promulgado por Franco en 1941.

Los textos de la ley

Todos los resaltados en el texto son míos.

Aquí el texto del artículo 1° del Decreto 933:

La programación que sea emitida a través de los servicios de radiodifusión televisiva contemplados por la Ley Nº 26.522, incluyendo los avisos publicitarios y los avances de programas, debe estar expresada, en el idioma oficial o en los idiomas de los Pueblos Originarios, con las excepciones previstas en el artículo 9° de dicha ley.

El artículo 3° establece que “Se considera como idioma oficial al castellano neutro según su uso corriente en la REPUBLICA (sic) ARGENTINA, pero garantizando su comprensión para todo el público de la América hispanohablante.”

Asimismo, el Decreto 933 considera que la Ley 23316 “reguló los porcentajes mínimos de doblaje que se deben realizar en el país, como medio razonable para la defensa de nuestra cultura e identidad nacional, circunstancia que se garantiza a través de la actividad desarrollada por actores y locutores que posean nuestras características fonéticas”.

El Decreto 933 se basa en las siguientes leyes:

  • Ley N.° 17741 de 1968 (texto ordenado 2001) de fomento de la actividad cinematográfica nacional. Esta ley establece en que el Director Nacional de Cine y Artes Audiovisuales deberá “disponer la obligatoriedad de procesar, doblar, subtitular y obtener copias en el país de películas extranjeras en la medida que lo considere necesario en función del mercado nacional”
  • La Ley N.° 23316, de 1986. Esta ley estableció en su artículo 1° la obligatoriedad del doblaje:

El doblaje para la televisación de películas y/o tapes de corto o largometraje, la presentación fraccionada de ellas con fines de propaganda, la publicidad, la prensa y las denominadas “series” que sean puestas en pantalla por dicho medio y en los porcentajes que fija esta ley, deberá ser realizado en idioma castellano neutro, según su uso corriente en nuestro país, pero comprensible para todo el público de la América hispano hablante.

El artículo 8° de la ley 23316 establece que “No podrá televisarse en ningún canal abierto o cerrado del país, materiales importados y/o doblados por empresas no registradas en el Instituto Nacional de Cinematografía”.

Y el artículo 11° dice:

Si un canal que se proponga estrenar un material doblado en el país, lo rechazara por considerar que el doblaje es deficiente, deberá comunicar esta decisión al Instituto Nacional de Cinematografía y éste procederá a un control de calidad mediante una comisión formada por un representante del canal en cuestión, uno del Instituto Nacional de Cinematografía y uno de la Asociación Argentina de Actores especializado en doblaje (interpretación, sincronismo, castellano neutro) si se tratara de ficción dramática -tal cual se especifica en el artículo 3º-, o uno del Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica especializado en doblaje (interpretación, sincronismo, castellano neutro) -según lo establecido en el artículo 4º- si lo fuese de no ficción. En los casos en que el dictamen resultare desfavorable, deberá rehacerse el doblaje o reemplazárselo por otro de igual duración a los efectos de esta ley.

  • La Ley N.° 26522 del año 2009, conocida como Ley de Medios. El artículo 9 de esta ley estableció

Idioma. La programación que se emita a través de los servicios contemplados por esta ley, incluyendo los avisos publicitarios y los avances de programas, debe estar expresada en el idioma oficial o en los idiomas de los Pueblos Originarios21, con las siguientes excepciones:

a) Programas dirigidos a públicos ubicados fuera de las fronteras nacionales;

b) Programas destinados a la enseñanza de idiomas extranjeros;

c) Programas que se difundan en otro idioma y que sean simultáneamente traducidos o subtitulados;

d) Programación especial destinada a comunidades extranjeras habitantes o residentes en el país;

e) Programación originada en convenios de reciprocidad;

f) Las letras de las composiciones musicales, poéticas o literarias.

g) Las señales de alcance internacional que se reciban en el territorio nacional.

  • Ley N.° 26838 de 20013, que declaró “a toda actividad desarrollada por las diferentes ramas audiovisuales que se encontraran comprendidas en el artículo 57 de la Ley Nº 17.741 (t.o. 2001) y sus modificatorias como una actividad productiva de transformación asimilable a una actividad industrial”.

Mis interrogantes

(Pueden omitirlos y seguir leyendo más abajo)

¿Qué entiende la normativa por castellano neutro?

¿Quienes redactaron la ley y sus reglamentaciones saben que el castellano neutro es una abstracción, es decir, una cierta convención que manejan los traductores (ya sea de texto o de material audiovisual) y que responde a un criterio comercial, no lingüístico?

¿El “castellano neutro de la República Argentina” no es una incoherencia lógica y conceptual?

¿Qué pasará con la diversidad fonética del castellano en Argentina? ¿El castellano rioplatense será la norma?

¿El doblaje respetará el voseo y el yeísmo, propio de la mayor parte de Argentina?

Si le quitamos al castellano /kɑsteɑnɔ/ de Argentina el voseo y la típica pronunciación africada de las letras <ll> y <y>, ¿se puede defender “nuestra cultura e identidad nacional” a través de “nuestras características fonéticas”, como dice el Decreto 933?

¿De qué manera la aplicación de esta ley protege los derechos de las personas sordas o con disminución auditiva? ¿No sería una buena idea que la ley estableciera la obligatoriedad de doblar a LSA (Lenguaje de Señas de Argentina) todo el material que se transmite por televisión?

¿Qué instituciones educativas argentinas garantizan la disponibilidad de profesionales del doblaje? Recordemos que los actores y locutores, que menciona la normativa, no necesariamente están capacitados para el doblaje.

El doblaje es un trabajo especializado que consta de dos fases: la traducción audiovisual y el doblaje propiamente dicho. La nueva normativa solo contempla la segunda fase, es decir, el audio. ¿Cómo será el proceso para contratar traductores especializados? Argentina cuenta con carreras de traducción de alto prestigio internacional, como la Universidad Nacional de Córdoba y la Universidad Nacional de La Plata, y con Colegios de Traductores. Solo espero que los traductores contratados sean traductores. De esta manera se protegería la industria nacional.

¿Por qué no hay profesionales especializados en traducción y doblaje entre los miembros que integrarán la comisión de control de calidad (art. 11° de la Ley 23316)?

¿Quienes firmaron el decreto tendrán alguna idea de lo qué es la naturalización, la extranjerización, la internacionalización y la localización en el área de la traducción audiovisual?

Franco y el doblaje obligatorio en España

Queda prohibida la proyección cinematográfica en otro idioma que no sea el español, salvo autorización que concederá el Sindicato Nacional del Espectáculo, de acuerdo con el Ministerio de Industria y Comercio y siempre que las películas en cuestión hayan sido previamente dobladas. El doblaje deberá realizarse en estudios españoles que radiquen en territorio nacional y por personal español

En 1941 Franco promulgó la normativa que estableció el doblaje obligatorio en España. Mussolini ya había hecho lo mismo en Italia en 1938 con la Ley de Defensa del Idioma. Alemania y Francia también emularon  a Mussolini pero el doblaje obligatorio despareció. Hoy en Francia solo algunas películasextranjeras  han sido dobladas, el resto tiene subtítulos. Sobre el tema del doblaje obligatorio nos habla Diego Galán en un artículo publicado en el Centro Virtual Cervantes:

Otros historiadores, afines a cualquier disposición del Régimen de Franco, aplaudieron con entusiasmo la obligatoriedad del doblaje. […] Pero el doblaje obligatorio no significó sólo el regalo del idioma a las películas extranjeras, ni el destrozo artístico que significa suprimir las voces originales de los intérpretes, sino un medio perverso para ampliar las largas garras de la censura.

Aunque el doblaje obligatorio desapareció en 1946, la práctica continuó y recién en la década del setenta se volvieron a ver películas subtituladas en España. En los últimos años la polémica resurgió cuando la Generalitat propuso el subtitulado y doblaje obligatorio en catalán (pueden leer la nota “Al cine, mejor sin política” del diario El País).

Recomiendo leer “El puñetero ceceo” y “El doblaje obligatorio” de Diego Galán.

P.S. Es irónico que en la página web del Boletín Oficial de la República Argentina haya errores ortográficos como este:

Boletin oficial-fue con tilde

¿Ustedes qué opinan sobre el doblaje obligatorio?

Entradas relacionadas

Subtitulación para sordos

La traducción desde un enfoque sociológico

Traductor, editor, corrector.

Libro sobre traductología

Imagen

Eco, sobre los traductores

Eco, sobre los traductores

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: