Reflexiones, notas y recursos sobre el idioma español. Análisis del discurso. Corrección. Edición. Etimología. Lectura y escritura. Lingüística. Lunfardo. Neologismos. Publicación digital. Spanglish. Traducción. Variedades de español.

En 1995 la UNESCO declaró el 23 de abril Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor. Tres plumas ilustres entraron en letargo en (o alrededor de) esa fecha: Miguel de Cervantes, el Inca Garcilaso de la Vega y William Shakespeare.. En realidad, la coincidencia es parcial ya que el bardo inglés falleció un 3 de mayo de acuerdo con el calendario gregoriano, el Manco de Lepanto falleció un 22 de abril y la fecha del deceso del Inca es aproximada.

Sus textos conjuraron la muerte. La humanidad no podrá olvidarlos porque en parte la han construido, porque todos somos don Quijote, Hamlet, Macbeth. En Shakespeare: la invención de lo humano (1998), Harold Bloom afirma que la imagen de lo humano tal como la concebimos desde el Renacimiento es obra de Shakespeare. El crítico de Yale retoma aquí la idea de Oscar Wilde: No es el arte el que imita a la vida, sino la vida la que imita al arte, y en concreto al arte de William Shakespeare. Sobre este tema, pueden leer la excelente nota de Carlos Gamerro. Tampoco dejen de visitar la sección dedicada a Shakespeare en el sitio de Daniel Tubau.

En Otras Inquisiciones, Borges discurre, a propósito del Quijote, sobre el tiempo circular, la réplica infinita que supo ilustrar con la imagen de los espejos enfrentados:

¿Por qué nos inquieta que el Don Quijote sea un lector del Quijote, y que Hamlet, sea espectador de Hamlet?. Creo haber dado con la causa: tales inversiones sugieren que si tales caracteres de una ficción pueden ser lectores o espectadores, nosotros sus lectores o espectadores, podemos ser ficticios. En 1833 Carlyle observó que la historia universal es un infinito libro sagrado que todos los hombres escriben y leen y tratan de entender, y en el que también los escriben. [Magias parciales del Quijote]

En la segunda parte del Quijote, los personajes han leído el Quijote; en el drama de Shakespeare, Hamlet asiste a la representación de su propia tragedia. También en “Continuidad de los parques” de Cortázar, un lector lee su propia muerte al tiempo que su asesino lo acecha.

El tópico de la vida como un libro me resulta simpático. La vida es un libro en blanco, somos dueños y responsables de los trazos. Dos condiciones nos impone la existencia: los márgenes y la imposibilidad de borrar lo escrito. En mi libro seguramente hay plagios, no podría discrimar -ni veo por qué hacerlo- entre mi propio pensamiento y las huellas indelebles de Arguedas, Bocaccio, Bradbury, Brönte, C., Camus, Cervantes, Chejov, Cortázar, Dante, Dostovieski, Galeano,
Golding, Homero, Kafka, Machado, Murakami, Pavese, Poniatowska, Saki, Shakespeare, Sófocles, Twain, Unamuno, Wolf….

Anuncios

¡Tu opinión me interesa!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: